Qué busca el hombre en la pareja

El hombre nuevo en la pareja

Como comentábamos en un post anterior, el hombre ha tenido que ir adaptándose a los cambios que la mujer ha ido marcando. Decíamos que el hombre, que también ha ido cambiando, ha dejado de ser tan duro consigo mismo, y se permite ser más “humano”.

Hombre en la pareja
Que busca el hombre en la pareja

Y así nos preguntamos, ¿cómo se relaciona este nuevo hombre en la pareja?

¿qué espera de estar en pareja?

El hombre, en un primer momento, puede estar buscando respuesta a instintos más antiguos y dejarse arrastrar por la atracción física más que cualquier otra cosa.

Pero sería mentir, afirmar que el hombre se “queda” en pareja por una simple atracción. Él también quiere divertirse con ella conversando, saliendo a cenar, a bailar, al cine, viajando, etc. Es importante que su pareja le parezca interesante y que ésta se interese por él.

Una vez se estabiliza la pareja, el rol del hombre no es exactamente como el de antaño. Aquel héroe protector era el único que podía traer el pan a casa con el sudor de su frente y debía decidir todas las cosas importantes porque su autoridad jamás se ponía en duda… Sí, claro, se trata de una caricatura… Pero lo que sí es cierto, es que su papel en la pareja y en la familia, estaba claramente delimitado, le gustara o no.


Actualmente, las cosas no son así y su rol no viene previamente definido. El nuevo hombre se preocupa -de su bienestar físico, mental y emocional, y son las cosas más importantes que buscará compartir en el seno de la pareja. La persona que lo acompañe, deberá aportarle en los tres sentidos y él a su vez querrá también aportar a su pareja.

El hombre actual puede sentirse más inseguro por la falta de ese papel pre-definido, pero esto también le da más libertad para construir junto su pareja cómo será la relación. Juntos decidirán cuán abierta será ésta, el ritmo de la misma, si habrá convivencia, si querrán tener descendencia…

Una relación desde la igualdad es la que construye el nuevo hombre, con todas las dificultades que conlleva. Para afrontarlas este hombre deberá tener habilidades como la comunicación y la empatía, y trabajar el equilibrio entre la vida personal y profesional, entre las actividades que se hacen en pareja y las que se comparten con amigos, compañeros de trabajo u otros.

No será un camino fácil, ni para él ni para quien lo acompaña. Nadie ha dicho que la vida sea fácil 😉

Pero en el paseo, ambos aprenderán. Y superarán dificultades si hay suficiente amor. Y disfrutarán el uno del otro con toda la alegría que sepan generar.

“Imagen por cortesía de Ambro/ FreeDigitalPhotos.net”.