Le cuentas todo a tu pareja

¿Le cuentas todo a tu pareja? ¿Qué sabe tu pareja de ti?

Dentro del campo de las relaciones y en especial de la pareja, existe la inquietud de hasta donde se es honesto o parcialmente sincero, si se comparte todo o sólo un poco, ¿le cuentas todo a tu pareja?. También surge la inquietud si tu pareja debe saber todo sobre tu pasado y mejor aún, si la otra persona realmente desea conocerlo, o si puede afectarle psicológica y emocionalmente.

Como te sentirías si tu pareja te cuenta la intimidad de las relaciones sexuales con sus ex-novios, y si en especial los conoces o son tus amigos? No creo que sea una información que le adicione confianza o valor a tu relación actual. Por ello, el mejor consejo es no hablar de hechos pasados, en donde tu pareja no sea protagonista directa o indirecta.

Que pensarías si tu pareja te cuenta sus fantasías sexuales con otras personas así sean actores famosos y lejanos a tu cotidianidad? Salvo que disfrutes de ser masoquista, no creo que sea una información valiosa que te deban comentar, porque no hará que tu relación mejore ni que te motive a superarte. Otro Tip sobre la relaciones es que no hables sobre hechos futuros en los que tu pareja no participa de tus sueños.

Si no se puede hablar sobre el pasado ni tampoco sobre el futuro, entonces se debe dedicar las conversaciones a hablar del presente? No interesa la temporalidad de los hechos, siempre que aporten valor a tu relación actual. Hay que ponerle un poco de intuición y criterio.

Le cuentas todo a tu pareja
Le cuentas todo a tu pareja
  •    Habla con tu pareja sobre los bellos momentos que compartieron juntos, de la luna de miel, los viajes, las cenas románticas, las fiestas y parrandas, los hechos jocosos, las anécdotas, los logros.
  •   Comenta y comparte con tu pareja los sueños en los que se involucran los dos, sobre el trabajo, los bienes, los hijos, las vacaciones, el desarrollo espiritual, los deseos y pasiones.
  •   Disfruta intensamente de los momentos presentes, buscando que el tiempo se detenga para alargar las emociones el placer.
  •   Comunica tus problemas y necesidades, tus gustos y expectativas, para que tu pareja te entienda cada vez con mayor profundidad, permitiendo hacer y lograr lo que les convenga a los dos, recibiendo apoyo en donde haya lugar, estrechando los vínculos y la confianza.
  •   Transmite con entusiasmo tus logros, felicidades, reconocimientos, satisfacciones, porque son premios no sólo individuales sino para tu pareja, quien recibirá esta carga positiva de energía como si fuera propia.

A nadie se le ocurre decir que debe convertirse en un libro abierto en todas sus páginas para que su pareja ingrese cuando quiera, juzgue a su libre albedrío y sin tener todos los argumentos a su alcance. Así como existe la intimidad de pareja, también existe la intimidad individual, en donde sólo tu tienes acceso y nadie más. Podrás soñar, meditar, desear y hasta fantasear, porque es sano y benéfico, con la garantía de que no se verá afectada tu pareja innecesariamente.

Cuando te preguntes sobre si debes contar esto o aquello a tu pareja, pregúntate primero si la información que le vas a brindar le va a beneficiar, si le hará crecer, si le pondrá feliz, y si luego la relación entre los dos va a seguir mejorando. Muchas veces de manera genuina y a veces ingenua, cometes imprudencias, así que como dice la frase popular, en boca cerrada no entran moscas. Se trata de encontrar el punto de equilibrio para que la comunicación fluya, la confianza se refuerce, el amor perdure y la felicidad se mantenga para siempre.

 

“Imagen por cortesía de David Castillo Dominici/ FreeDigitalPhotos.net”.