Existe la corrección de hechos o situaciones?

La corrección de los hechos o situaciones vividas por la pareja, ¿es posible?

Se dice en los negocios y en las relaciones con los clientes, que lo grave no es cometer errores sino no hacer nada para solucionarlos. Lo mismo ocurre en las relaciones de pareja, cuando alguno de los dos se equivoca, dice algo incorrecto que hiere al otro, se comporta en forma brusca, se pasa de copas y habla de más delante de los invitados, y hasta aparece la infidelidad sin que se haya perdido el amor, todo fruto de la pasión del momento y de la debilidad humana, no justificada. Existe la corrección de hechos o situaciones, y debes encontrar la manera de ganarte a tu pareja cada día.

Cuando se comete un error lo más gallardo y honesto es reconocerlo, ya que pedir perdón no cuesta nada y si es muy saludable para la relación de pareja. No es necesario arrodillarse ni humillarse, ya que solo con reconocer la equivocación y decir perdón, será suficiente para comenzar a enmendar la falla cometida.


Tampoco creas que el perdón llega al instante y con solo pedirlo, esto dependerá del tamaño del error cometido y de la benevolencia de la pareja, de la reincidencia y del dolor causado. Pero será un buen comienzo reconocer el error y pedir perdón.

Si algo sale mal, lo natural es recomponer el camino, y no quedarte de una manera terca y tozuda manteniendo una posición inflexible, que lo único que logrará es deteriorar la relación de pareja. No debemos pensar que somos así y de esa forma me conocieron, así que ¿por qué hemos de cambiar? Existe la corrección de hechos o situaciones, buscando la manera de hacerlo con técnicas de arreglo de pareja.

Algunos aspectos que puedes mejorar y cambiar incluyen:

  • La forma en que te comunicas y expresas.
  • El control y manejo de las emociones.
  • El ser menos celoso o celosa y controlador de tu pareja.
  • Reconocer a la otra persona como individuo.
  • Apoyar el desarrollo de la pareja, personal y profesional.

En los cinco aspectos mencionados, y en otros tantos que con seguridad se te ocurrirán en el momento, se pueden presentar errores o fallas en tu proceder, con incidencia en la relación de pareja. Lo correcto es recomponer el camino porque no te va a afectar ni limitar en tu crecimiento, y por el contrario te va a beneficiar. Por ejemplo, comunicarte en forma calmada y suave, sin regañar ni gritar, o no permitir que la ira te inunde y te descontrole hasta el punto de lanzar las cosas por el aire, con el peligro de golpear a alguien. Existe la corrección de hechos o situaciones, en donde la comunicación es protagonista.

Sin duda también tendrás razón, en pensar que existen aspectos que no se pueden negociar, y que a la pareja le puede parecer un error crucial. Pero que en realidad se puede solo tratar de diferencias de ver la vida o de costumbres disímiles. Podría ser el caso de gustos en la comida o en la forma de organizar tu ropa o preferencia de partido político y afiliación religiosa. En ninguno de estos casos, las diferencias de opinión o la forma de comportarse, podrán ser sujetos de tratarse como fallas que afectan la relación.


Recuerda que una pareja se integra para compartir y no despersonalizarse, apoyarse en sus caminos individuales y trabajar en proyectos comunes, fomentar espacios integrados y separados, realizar actividades juntos y por separado. Existen por ello, aspectos de tu vida en los que puedes ceder para beneficio de la relación de pareja, y otros en los que no existe oportunidad de negociación. La clave está en encontrar los unos y los otros, ser claro al respecto, decirlo de frente y tomar decisiones en pareja. Con posibilidad a la réplica, apertura mental y flexibilidad.

No importa si las cosas salen mal en algún momento, desde que tengas la disposición de seguir mejorando. Dejando la vanidad y ego en un segundo plano. Entonces si! existe la corrección de hechos o situaciones en la pareja, cuando existe la voluntad y se reconocen las diferencias individuales.