Está tu corazón abierto o cerrado

Corazón abierto o cerrado ¿Tu decides como?

 

La diferencia entre un corazón abierto o cerrado es amplia y nos presenta dos mundos diferentes, uno en el cual todo es posible convirtiéndonos en mejores personas que nos interesamos por los demás y por nosotros mismos creando un atmósfera de amor que se alimenta y alimenta a los demás. Por el otro lado nos encontramos con un corazón cerrado que no permite que las cosas le toquen, ni que los que lo circundan le toquen por lo cual no puede acercarse a nadie con la consiguiente indiferencia y la falta de calor humano. ¿tu  decides como deseas convivir con tu pareja?

¿Que significa vivir con el corazón abierto?

El corazón abierto transforma la vida de un infierno de soledad, separación competitividad en un paraíso de abundancia y lugar para todo y todos. Cuando el corazón está abierto no le falta nada. Observamos a nuestros hermanos y hermanas, cada cual brillando con su radiante luz especial, cada uno por si mismo en todo momento y por siempre en abundancia. Cuando el corazón está abierto el horizonte sonríe, bailas su vida, ves y miras, En Armonía, maravillado, con asombro y gratitud siendo la diferencia una expresión de la igualdad. 

¿Con el corazón cerrado que somos?

Corazón abierto o cerrado ¿Tu decides como?
Corazón abierto o cerrado ¿Tu decides como?

Criaturas aisladas, amargadas, ínfimas, deseando solo para nosotros, pasando la vida sin ver y sin oír. Pasan los años para nosotros y nuestro alrededor ( nuestra infancia la de nuestros hijos, nuestros padres, nuestra juventud, lo que fue ayer lo perdimos y no lo podemos recuperar. Solo vemos nuestras manos y nuestra mirada se vuelve hacia adentro, se pierde la oportunidad de ver a los demás, estamos ocupados en nosotros mismos.

El corazón cerrado nos separa de todo y de nosotros mismos, de lo que somos. Seres benévolos, portadores de luz, compasivos y con la capacidad de amar al prójimo.

Corazón abierto. Indudable y cierta razón de vivir por el, trabajar por el, desearlo diariamente y orar por conseguirlo. Para nosotros y para nuestra pareja, nuestros seres amados, para todos.

Estas preparado para amar, esta tu corazón abierto para permitir dar y recibir amor en todos los ámbitos de la vida, con tu pareja, tus padres, tus hijos, tus amigos, tus colegas, tus socios, tus jefes, tus empleados, tus clientes, tus vecinos y la lista continua ampliandose a todos los aspectos de la vida.

Con amor.

 

Imagen por cortesía de Stuart Miles / freedigitalphotos.net