En que cree tu pareja

 

Pareja, fe y creencias: Cuando un integrante de la pareja fortalece su espíritu hacia algo y el otro no.

La religión, la fe, las creencias y temas espirituales, son aspectos catalogados por lo general como íntimos y personales debido a que generan controversia y no se aceptan fácilmente. Empezando por el tipo de ceremonia religiosa a celebrarse en el matrimonio. Si es la tradicional para ambos sin duda no existe controversia. Peor ¿qué pasaría si alguno de los dos desea no casarse por la ceremonia religiosa? Sin duda existiría discusión al respecto y no se vislumbraría una salida fácil.

cree tu pareja
¿En que cree tu pareja?

Para la mayoría de la personas la religión es sagrada y no aceptan pensamientos en contrario. Una pareja puede verse afectada al descubrir que el otro no profesa el mismo respeto por la fe y las creencias.

Las personas crecen y evolucionan, y su inquietud intelectual y espiritual puede verse atraída por las prácticas del Yoga, la Meditación en sus diferentes vertientes, incluso por el deseo de cambiar las creencias religiosas bajo las que fue educado. Los hábitos de la pareja podrán verse afectados, cuando uno de los dos desea seguir yendo a la iglesia los domingos y el otro prefiere asistir a un grupo de meditación.

La pérdida de la fe en la religión tradicional puede provenir cuando se han presentado hechos inexplicables que no nos gustan y a los cuales no les encontramos un sustento lógico. ¿Por qué me han abandonado, si he sido tan creyente? En estos momentos puede nacer la apatía, que de compartirse con la pareja no existiría inconveniente  pero de lo contrario surgiría un tema de discusión y alejamiento.

Los temas espirituales, en que cree tu pareja, son actos de fe individuales que no admiten convencimiento ni adoctrinamiento fácil entre la misma pareja. No por el hecho de que uno de los dos haya encontrado la luz en una dirección espiritual, deba el otro seguir el mismo camino. Si se aceptan y respetan las diferencias, sería enriquecedor para la pareja.


En que cree tu pareja

A pesar de que no es tan fácil aceptar la invitación de la pareja para asistir a un evento religioso o espiritual, que le llena y apasiona. Incluso ir a una meditación de fin semana a un grupo en donde va a hacer presencia un gurú y maestro en el tema. Existen dos vías posibles: dejar un espacio para que la pareja profundice su desarrollo espiritual por si misma, o permitirse la oportunidad de asistir acompañando a la pareja y de esta forma sentir sus beneficios. Al final tendrá más argumentos para seguir juntos en esta nueva aventura o respetar las diferencias.

Los problemas pueden surgir cuando uno de los dos comienza a quitar tiempo de pareja y familia  por seguir en forma individual sus propios intereses. Por ejemplo, se va de viaje a la India con frecuencia o prefiere ir a meditar el fin de semana con su grupo en lugar de disfrutar con la familia espacios de entretenimiento. Todo con equilibrio es saludable y no son sanos los extremos y fanatismos.

El tema espiritual puede unir a las parejas pero cuando se acentúan y distancian las creencias entre uno y otro  surgen factores desestabilizadores. Se debe intentar vivir la misma experiencia para ver si encaja dentro de cada uno, en caso contrario permitir el libre pensamiento y credo, siendo ambos conscientes que el aspecto espiritual debe tener espacio, así como el amor, el ejercicio, el conocimiento, el trabajo, el entretenimiento.

 

“Imagen por cortesía de franky242/ FreeDigitalPhotos.net”.