El arte de ser esposa

Cómo el arte de ser esposa sera un beneficio

El arte de ser esposa, o compañera si nuestra relación no se ha formalizado pero convivims como si tal, debe conjugar múltiples aspectos. Mantener la pasión, afianzar la confianza, construir proyectos compartidos, pueden ser de los más importantes. Y también, dejar espacios para la individualidad (propia y de la pareja) y desarrollarse profesional y personalmente.

El arte de ser esposa
El arte de ser esposa

Una buena esposa o compañera será la que te acompañe en momentos buenos y dulces de la vida, y también en los difíciles o más amargos. Será la que lo quiera compartir todo desde la generosidad, y no desde el control y el juicio sobre qué hace y cómo lo hace su pareja.

Y, todo ello, significa que esta compañera “perfecta” dominará el arte de encontrar el equilibrio. Porque todos somos seres sociales y necesitamos apoyo, comprensión y aporte de alegría. Pero también somos personas únicas que requerimos espacios y momentos para nosotros, para nuestra reflexión, o para compartir con otros fuera de la pareja.

Para que la relación sea fuerte y funcione excelentemente a lo largo de los años, en la pareja el dar y recibir debe estar equilibrado y en harmonía.

El arte de ser esposa respondería a aportar también parte de este equilibrio, a ser flexible y generosa con el otro, y también a cuidarse de una misma.

Porque ya sabemos que alguien que no se encuentra bien, no puede aportar bienestar sincero al otro, y sufrirá silenciosamente hasta cierto límite. No nos engañemos, la mujer abnegada y sumisa ha dejado de ser una posible buena compañera, tanto desde el punto de vista de una mujer moderna, como del hombre que la ame.

Por contra, la persona que se cuida, que cultiva seguridad en sí misma, que guarda alegría y está en paz, podrá transmitir y compartir con su pareja todos estos tesoros con creces.

Así, y en este sentido, permitidme una recomendación: “cuidaos, dejaos cuidar y cuidad a los demás”. E importante, ¡seguidlo en este orden!

 

“Imagen por cortesía de Ambro/ FreeDigitalPhotos.net”.