Qué es y Cómo administrar nuestro tiempo en pareja

Cómo podemos administrar mejor nuestro tiempo en pareja

Para disfrutar del tiempo que compartimos con nuestra pareja debemos previamente conseguir cierto equilibrio entre nuestra vida profesional, personal y familiar.

Todos sabemos que administrar el tiempo en un contexto de estrés, en el que vamos corriendo de un lado a otro, en el que se apelotonan prioridades y temas urgentes, es realmente complejo.

Nuestro tiempo en pareja
Nuestro tiempo en pareja

La mayoría tenemos un horario laboral o de trabajo poco flexible, al que dedicamos mucha energía, y que nos devuelve muchas satisfacciones, pero también tensiones y preocupaciones. Por otro lado, es necesario dedicarnos un tiempo para nosotros, para cuidarnos: realizar ejercicio físico, alimentarnos lo más equilibradamente posible, ponerse guapo/a, disfrutar y aprender con actividades como leer, escuchar música… También necesitamos dedicar tiempo para alimentar nuestro “yo social” y estar en contacto con otros: tomar un café con un amigo, hablar por teléfono con tu madre, escribirte Whatsapps con tus compañeros de trabajo o repasar tu TL de Twitter.

 ¿Y el tiempo para disfrutar con tu pareja?

Como en cualquier otro ámbito, para una gestión eficaz del tiempo, es necesario distinguir qué cosas son importantes y cuáles no. Y, evidentemente, deberíamos tener claro que nuestra pareja, junto con nuestra familia, es una prioridad. Este ya es un primer paso imprescindible para administrar correctamente el tiempo del que disponemos, invirtiendo una porción importante en él o ella.

Por otra parte, el tiempo que pasamos juntos podemos compartirlo con otros seres queridos (amigos, familia…), pero también es más que recomendable reservar un espacio periódico para estar solos y conversar o hacer actividades que nos gusten a ambos.

Hay veces que nos preguntamos si es bueno “sacrificarnos” y dedicar tiempo a una actividad que no nos gusta para estar con nuestra pareja… ¿quién no ha oído a un amigo quejándose por “tener” que acompañar a su mujer a un espectáculo de danza?

Pero, lejos de tópicos, y administrando bien nuestras agendas, debería haber espacios para que cada uno desarrolle actividades que sólo le gustan a uno, y a su vez, otros en los que compartir actividades que nos interesen a los dos.

Encontrar esos momentos de complicidad y esas actividades compartidas es la clave, pues, para disfrutar de tiempo de calidad que refuerce los lazos que ya tenemos con nuestra pareja.

Algunas ideas…

¿A ambos os gusta la gastronomía? Ahora, buscar nuevos locales donde cenar o tomar una copa, en un ambiente tranquilo o romántico es más fácil que nunca. Aplicaciones como “Foursquare” o páginas web como “Tripadvisor” nos dan mucha información para sorprender a nuestra pareja (o ser sorprendidos 😉 Recordad! Los detalles y el factor sorpresa, siempre ayudan a generar una relación positiva, constructiva y de amor.

¿Os enamora hacer deporte? Una salida a la naturaleza, seguir una ruta caminando o con bicicleta y hacer picnic en un lugar hermoso, puede ofreceros un día divertido que compartir y recordar.

¿Os encantan los viajes? No es necesario planificar la vuelta al mundo, pero hablar sobre vuestras próximas vacaciones o una pequeña salida de fin de semana, puede ser una excusa fantástica para soñar despiertos!

 

“Imagen por cortesía de phanlop88 / FreeDigitalPhotos.net”.