Ciclos vitales y su influencia en la pareja

 Ciclos vitales: cuales son  y su influencia en la pareja

Los cambios corporales, mentales y emocionales, tambien llamados ciclos vitales, que estan presentes en cada individuo, pueden sin duda influenciar en la pareja, por lo que debes tenerlos en consideración, ya sea para dejar un espacio, apoyar a tu pareja, evolucionar para no quedarte rezagado y crecer juntos, según sea el caso.

Ciclos vitales
Ciclos vitales
  •  Cuando a tu pareja se le presentan cambios cíclicos naturales producto de hechos como la menstruación, debes ser consciente de su presencia, comprensivo de sus efectos, dispuesto a dejar espacio cuando así se necesite, brindar mucho amor y no tomarlo personal. Muchas mujeres agudizan su sensibilidad, puede aparecer la nostalgia, el carácter puede volverse irascible, producto del cambio hormonal situacional que no obedece a aspectos personales. Agudeza para detectarlo y comprensión para apoyar a la pareja.
  • Cuando existen cambios naturales de evolución y crecimiento, porque se está pasando a una nueva edad o década en el proceso evolutivo, que por lo general corresponden a los comienzos de los treintas, cuarenta, cincuenta, y así sucesivamente. No sólo se presentan cambios físicos sino mentales, a veces de apego y en otras de sentimiento de vejez la mejor manera de enfrentar estos cambios es aceptarlos y estar dispuestos a vivir las nuevas experiencias que nos habilita la vida, porque cada época es maravillosa si se entiende en su plenitud y potencial.
  • Los ciclos vitales de mayor energía durante el día, pueden variar en cada individuo, siendo mejor para algunos en la madrugada y para otros en la noche. Se dice que pueden estar influenciados por la hora en que naciste. Entenderlos te será muy útil para lograr que el placer sexual y emocional de la relación de pareja se sintonice con el ciclo de mayor productividad y deseo.
  • Parece normal que una persona que asciende en su escala laboral, necesite hacer cambios en su vida acordes a su nueva posición, y que su pareja también se sintonice con estas nuevas necesidades de cambio, para que evolucionen a la par.

El ser humano es integral, entendiéndolo como el poder que tiene cada aspecto físico, mental y emocional, para afectar a los otros. Un dolor o malestar físico puede afectarte la manera como ves la vida y tu nivel de expresión de alegría y optimismo. Una emoción puede mejorar tu desempeño o apocarlo. Un pensamiento puede variar tu actitud y disposición a actuar. Por ello, detrás de lo aparente se puede esconder la verdadera causa, la cual como pareja debes detectar si deseas comprender y apoyar.

El ser humano se mantiene en constante cambio, y es natural que así sea para seguir evolucionando. Algunas veces se tratan de ciclos diarios o mensuales que sin periódicos y repetitivos, otras veces se trata de crecimientos y evoluciones normales que deben aceptarse y valorarse, porque requieren de nuestra parte y de la pareja realizar ciertos ajustes.

Muchas veces los cambios son pasajeros, otras veces cíclicos en el tiempo como olas que van y vienen, pero otras tantas obedecen a cambios profundos que requieren acomodamiento y decisión de evolución. La pareja debe estar al tanto de sus necesidades individuales y del otro, para estar siempre sintonizados.

“Imagen por cortesía de Rawich/ FreeDigitalPhotos.net”.