Admiro a mi pareja!

Admiro a mi pareja y sigo aprendiendo de ella.

La admiración es un sentimiento que surge generalmente  cuando algo o alguien supera nuestras aspiraciones, deseos o pensamientos de manera amplia y positiva, se desarrolla mayor respeto y asombro por la persona que nos lo inspira, si nuestra pareja es la persona admirada, es probable que este sentimiento nos  permita ver y aprender más de ella potencializando la unión.

La admiración a la pareja puede provenir de alguna virtud, comportamiento o cierto aspecto desarrollado que vemos en nuestro cónyuge; como por ejemplo saber ser un excelente amigo, enseñar sin pedir nada a cambio, la entrega y dedicación a una especialidad, la pasión que pone en todos los aspectos de su vida, los acuerdos por medio de los cuales se aprende a compartir intereses, la confrontación de conflictos de forma adecuada y comprensible, la capacidad de hallar y aceptar similitudes que los alimente como individuos, etcétera, la etapa en la que se encuentre la relación también influye fuertemente en el impulso de éstos aspectos. El manejo sano de este tipo de sentimientos hacia el cónyuge, es un apoyo vital en la pareja que eleva la estima de ambos y se convierte en otra forma positiva de acercamiento, confianza y respeto mutuos.

El surgimiento de esta admiración y la manera de expresarlo dependen en gran medida de la etapa en la que se encuentre la pareja, generalmente durante las primeras etapas que constituyen el noviazgo y los primeros años de matrimonio se siente admiración por el cónyuge, que generalmente se expresa con halagos verbales o de comportamiento. Siempre que la admiración se exprese de una manera sana podrá convertirse en la escalera que llevará a la pareja a una comunicación superior fortaleciendo la autoestima y prolongando la relación.

¿Cómo la admiración nos enseña algo de nuestra pareja?

Admiro a mi pareja
Admiro a mi pareja


Cuando el ser humano siente admiración por algo o alguien tiende a profundizar su conocimiento y a aplicar características de aquello que le llama la atención consciente o inconscientemente a su vida diaria, si la persona por la que nos sentimos así es nuestra pareja, la tendencia de encajar con ella se fortalecerá aún más.

En respuesta a la admiración que sintamos nos permitiremos un acercamiento al aspecto que más nos llame la atención, por ejemplo, si lo que admiramos de nuestra pareja es el empeño que pone en sus metas hasta que las alcanza, poco a  poco aprenderemos a aplicar ese empeño a nuestras vidas y a apoyar metas en conjunto con el cónyuge, con el tiempo este acercamiento se tornará en parte los hábitos propios. Podremos seguir aprendiendo de nuestra pareja  a través de la observación de sus virtudes y en las propias, de manera que podremos negociar las diferencias, aceptar las similitudes y desarrollar una comunicación de alta calidad entre ambos, prolongando además una sana y fructífera relación conyugal.

Una comunicación abierta entre la pareja en la que se expresen las situaciones agradables y las que no, y se lleven a cabo soluciones a las inconformidades, permitirá ver en la pareja sólo motivos de admiración mutua, como también incentivos para que la compañía de nuestra pareja se transforme en un aprendizaje constante lleno de satisfacciones.

 

Admiro a mi pareja: ¿Lo sabe tu pareja? Comparte tus sentimientos de admiración, expresalos a diario para fortalecer tu relación y a ti mismo.

Hasta un 30% de descuento cuando reservas tu hotel con 30 dias de anticipacion!
“Imagen por cortesía de David Castillo Dominici / freedigitalphotos.net”